Home / Diseño de producto / Anglepoise Lamp

Anglepoise Lamp

 

 

Desde hace 80 años, la Anglepoise Lamp puede presumir de no haberse quedado obsoleta y mucho menos de haber perdido el estilo de los años 30.

Fue diseñada por el ingeniero inglés George Carwardine en 1932 ciñéndose a la regla fundamental de su tiempo: «la forma sigue a la función». Especializado en sistemas de suspensión para automóviles, registró una patente que definía un sistema de fuelles que tenían la peculiaridad de poder moverse y mantenerse en cualquier posición. Este invento le llevó a pensar en lo útil que sería para sus trabajadores disponer de una lámpara manejable para iluminar una pieza concreta.

En 1934 se asocia con Herbert Terry & Sons, fabricante y proveedor de fuelles. Gracias a la iniciativa de Charles Terry de expandir el negocio, la lámpara le pareció una oportunidad perfecta; él se encargaría de la fabricación y parte comercial mientras Carwardine seguiría mejorando su diseño.

Nuevas generaciones se inspiran en esta lámpara jugando un papel importante en la historia británica.

En 1979, los «The Soft Boys», grupo punk rock del momento, compusieron una canción llamada «Quiero ser una lámpara Anglepoise». Algo más tarde, en 1986, Pixar recibe una nominación al premio de la Academia al Mejor Cortometraje de Animación por la película en la que cuenta con dos lámparas Anglepoise como protagonistas.

En 2004 se fabricaron una Anglepoise Lamp gigante para el Museo Roald Dahl y otra para su venta en una subasta benéfica. Tras comprobar el interés mostrado por el público, se puso en marcha su producción a gran escala.

En el año 2009, la Anglepoise Lamp cumplio 75 años y recibió el reconocimiento de Royal Mail de aparecer en uno de los sellos de una edición que celebra los clásicos del diseño británico.

 

Over the last 80 years, the Anglepoise Lamp can be proud of not being obsolete, let alone losing the style it had in the 30s.

It was designed by the English engineer George Carwardine in 1932 following the fundamental law of this period: “form follows function”. Skilled in vehicle suspension systems, he created a mechanism that consisted on a group of springs and he realized that it could be useful for his employees if it was used for the design of a lamp.

In 1934 he associated to Herbert Terry & Sons, a springs manufacturer and supplier. Due to Charles Terry’s initiative of expanding the business, the lamp became the perfect opportunity; he would manufacture and market the lamp, while Cardwardine would continue improving the design.

New generations take inspiration in this lamp, and it plays an important role in British history.

In 1979, «The Soft Boys», a punk rock band of the moment, composed a song entitled “I wanna be an Anglepoise lamp”. A little later, in 1986, Pixar received an Academy Award nomination for Best Animated Short Film for a film in which two Anglepoise lamps are the main characters.

In 2004 two gigant Anglepoise Lamp were constructed: one for the Roald Dahl Museum and the other for a charity auction. As they realized that it had arosed everyone’s interest, they decided to produce it on a large scale.

In 2009, the Anglepoise Lamp was 75 years old and received the Royal Mail recognition of appearing on one of the stamps of an edition that pays tribute to the british design classics.

 Anglepoise Lamp 3

Anglepoise Lamp 2

Anglepoise Lamp

Anglepoise Lamp 5

Anglepoise Lamp 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*